La bici no es el problema; es parte de la solución 

En las últimas semanas algunos partidos políticos han amenazado con desmantelar ciertos carriles-bici en caso de llegar al gobierno local en mayo. Eliminar carriles-bici ya construidos, o actualmente en construcción, supondría un freno al uso de la bicicleta en nuestra ciudad. Esos partidos políticos, así como ciertos medios de comunicación y algunas entidades sociales, tratan de presentar a la bicicleta como un problema para la ciudad de València.

Desde València en Bici queremos manifestar que la bicicleta, lejos de ser un problema, es parte de la solución a los problemas ambientales y sociales causados por el excesivo tráfico motorizado: emisiones contaminantes, ruido, calentamiento global, accidentes, sedentarismo, atascos, desigual distribución y uso de la calle…

Sin embargo, se ha orquestado una campaña para desprestigiar a la bicicleta y las políticas que favorecen su uso (también el de los patinetes) por parte de quienes no quieren reconocer, aunque en el fondo lo saben, que el uso masivo del automóvil, es el causante de todos esos problemas deliberadamente invisibilizados con los que hemos convivido durante décadas.

Se trata de problemas locales muy graves cuyo alcance también es a escala planetaria. Estos problemas inciden de forma directa en la salud de la población causando graves enfermedades y la muerte prematura de millones de personas en nuestras ciudades. Podríamos denominarlo como la «naturalización social del automóvil”, una conducta, muy similar a otras como fumar en espacios públicos, que casi siempre conducen a la individualización de los problemas sociales, negando soluciones de índole colectiva.

Por nosotros y nosotras y las generaciones venideras, no nos podemos permitir que corrientes de opinión basadas en una visión egoísta, interesada e irresponsable de ciertas entidades y representantes políticos, vuelvan de nuevo a comandar las políticas de movilidad de nuestra ciudad.

Para más información:

La bici como rehén del “tráfico”