Tren por Teruel sí, pero con bici

El próximo 7 de octubre de 2018 València en Bici-AEA estará (de manera crítica) en la manifestación convocada por un gran número de organizaciones ciudadanas, sindicatos y asociaciones empresariales de Aragón y Valencia por la incorporación de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunt en la red Transeuropea de Transporte.

Estaremos porque no se está reivindicando (como si se hace en el corredor mediterráneo) explícitamente una línea de Alta Velocidad.  No obstante y estando de acuerdo en que la línea ferroviaria entre València y Zaragoza por Teruel requiere una modernización e inversiones urgentes, quisieramos dejar claro que es lo que esperamos de esta reivindicación.

En primer lugar, manifestar que cualquier modernización de la línea debe realizarse bajo los parámetros de una línea férrea convencional, con velocidades inferiores a los 220 km/hora. A partir de esto, adaptar el trazado (electrificado y en doble vía como se pide en el documento de los convocantes) lo más posible al actual, de manera que NO se pierdan las estaciones ya existentes, pues mal negocio haríamos si los futuros trenes dejaran de dar el poco servicio que dan ahora mismo eliminando las paradas en las poblaciones intermedias entre las capitales. Nosotr@s reivindicamos un tren en el que se puedan llevar bicicletas y en el que se pueda parar en los pueblos. La filosofía de invertir en infraestructuras que contribuyan a partir el territorio y dejarlo desierto no es la nuestra. Si el tren lo pagamos tod@s, debe dar servicio a tod@s. A los cicloturistas y a los que viven en los pueblos.

Dicho esto, queremos manifestar nuestras dudas ante el Manifiesto que los convocantes han redactado y que pensamos que muchas de las organizaciones que lo secundan no han leído con detenimiento: 

“Demandamos que se realicen las siguientes actuaciones y obras para ser ejecutadas en los plazos que se indican, de forma que se combinen, por un lado, las actuaciones urgentes e inmediatas de mejora de la línea actual y, por otro, los trabajos para la construcción de la red de altas prestaciones, con doble vía electrificada de uso mixto, como parte de la Red Básica de la Red Transeuropea de Transporte, en el horizonte temporal establecido.”

Nada que objetar, a no ser porque más adelante en el manifiesto se hace referencia a tramitar de nuevo por haber caducado, el Estudio Informativo para el trazado Teruel-Sagunto presentado por Fomento en marzo de 2011.

En ese Estudio Informativo se decía lo siguiente de la línea actual:

“Actualmente, la línea Sagunto-Teruel es de vía única no electrificada y tiene una longitud de 137 Km. El trazado es muy sinuoso: el 80% de las curvas tienen un radio inferior a 550 metros, lo que limita la velocidad comercial del tramo. Las pendientes de 21,5 milésimas (pendientes características de hasta 24 milésimas) condicionan la explotación en especial el tráfico de mercancías, limitando la carga máxima de las expediciones. Para disminuir las pendientes, el trazado actual describe un desarrollo muy largo, que aumenta en un 40% la distancia existente en línea recta entre Sagunto y Teruel.”

Una vez descrita la problemática de la línea actual se dice:

“Se trata de establecer una conexión ferroviaria en altas prestaciones entre Teruel y Sagunto, con las siguientes características:

-Alta velocidad

-Tráfico mixto (viajeros y mercancías)

-Plataforma de doble vía electrificada

-Pendiente máxima de 15 milésimas, llegando a 18 en casos excepcionales

-Respetar la línea actual entre Sagunto y Caudiel (servicios de cercanías).”

 

Estamos hablando pues, no de una línea de “Altas Prestaciones”, sino de una Línea de Alta Velocidad pura y dura.

Se estudiaron seis corredores que contemplaban dos tipos de soluciones:

A) Acondicionamiento de la línea existente para alta velocidad

B) Nuevas soluciones específicas concebidas para alta velocidad

Tras el análisis realizado, se descartaron las Alternativas que aprovechaban parte del trazado existente, en base a que su elevado coste según el estudio no conllevaba mejoras significativas en relación a la situación actual.

No sabemos exactamente cual era el coste pero dudamos mucho que fuera superior a las cuatro propuestas que quedaron pues de las cuatro restantes, las dos primeras son aptas para circular a 250 km/h y las otras dos a 300km/h. Las propuestas permitirían según ese estudio pasar de las 2 horas y 30 minutos actuales entre Sagunto y Teruel a unos 50 minutos. El autobús ahora tarda 2 horas y en coche por la A-23 se tarda 1 hora 40 minutos.

También ese mismo año Ecologistes en Acció del País Valencià presentó un documento de propuestas y alegaciones al Estudio Informativo del corredor ferroviario de altas prestaciones Cantábrico-Mediterráneo, tramo Teruel-Sagunto:

Los argumentos contra esa barbaridad hablan por sí solos:

“Este Estudio Informativo incumpliría las determinaciones de la Autoridad Ambiental ya que elimina del Estudio las alternativas recomendadas por la autoridad ambiental y propuestas por Ecologistas en Acción, que se basaban en ubicar el nuevo trazado sobre el actual con las correcciones necesarias, dado que el impacto ambiental era el menor de todos.

Además, la elección de la alta velocidad (250 km y 330 km) como velocidades de diseño para las diferentes alternativas estudiadas para un recorrido de montaña, elevaría el presupuesto de la infraestructura de forma insostenible (por encima de los 4.000 millones de euros, duplicando el coste de la alternativas que no se han estudiado) lo que pondría en cuestión la viabilidad de la necesaria modernización de la actual línea Teruel-Sagunto, dado que en las actuales circunstancias económicas y presupuestarias ese proyecto es inviable y de imposible ejecución.

El recorrido en la alternativa elegida discurre bajo túnel en un 50% de su recorrido y en un 10% en viaducto, y para salvar las cuestas de Ragudo se planea un único túnel de una longitud superior a 31 km. Ese túnel más largo que el que atraviesa la Sierra de Guadarrama, que supuso un hito en la ingeniería ferroviaria, eleva el coste de la obra a una media de 32 millones de euros por km, la más alta de todas las líneas de alta velocidad en España.”

Creemos que muchas organizaciones que estarán presentes en la manifestación no saben exactamente caules son las “Altas prestaciones” que se están demandando,  porque sino, no se puede entender la asistencia de gentes que provienen de pueblos de la provincia de Teruel, pues en un tren como el que se describe en el  Estudio Informativo de 2011, dejarán de existir.